Par de apodos para él

Además, necesitarás algo más apropiado que su apellido para distinguirlo del resto de tus contactos, porque él es especial. Esta lista de más de 250 ideas de apodos para tu novio está organizada por categorías, para que elijas con mayor facilidad los que se adapten a tu pareja. Por su parte, Ana usó apodos como 'gran rey' y 'mi querido soberano'. Henry tiene una larga historia registrada de usar apodos y lugares comunes como cumplidos al cortejar a una nueva esposa o amante. Elegir un apodo. El nombre de afecto que elijas para la persona que amas puede durar toda la vida o cambiar con la edad o las temporadas de la vida. Los apodos para novios son perfectos para tener un gesto lleno de amor y cariño con él, ya que se trata de una forma única que los hará relacionarse de una forma diferente entre ambos. Los sobrenombres para mi novio pueden ser cortos o largo, todo dependerá de ti. Apodos para altos. Entonces, si necesita apodos lindos para tu novio alto, hermano, amigo o cualquier persona alta que conozca, encontrará un buen apodo para él en esta lista de apodos para personas altas. A continuación, te ofrecemos listas de los mejores apodos para amigas con significado, cariñosos, bonitos, especiales, originales e incluso los mejores apodos para amigas en inglés. ¡Os encantarán! También te puede interesar: +150 Preguntas incómodas para amigos. Índice. Si las caricias y las palabras de tu madre y tu padre te hicieron muy feliz cuando eras pequeña, disfrutarás mucho de estos apodos tiernos para tu novio. Y lo mismo al revés. A él también le encantarán si tuvo una buena infancia. Apodos, fuentes geniales, símbolos y etiquetas relacionadas con Ano – Siempre sucio ., El sin esquina, Nudo de globo, Pulefierros, el llama moscas, El chicloso. Crea buenos nombres para juegos, perfiles, marcas o redes sociales. Envía tus apodos divertidos y gamertags geniales y copia lo mejor de la lista. Le falta todo lo de arriba. Recital de banda mala: Rodilla fuera del agua: Se le ve el casco. Soltero - Nombres y apodos para Soltero. Se gasta al medio. Porque tiene las bolas de adorno. Es negro, cuadrado y encima lo cargan. Lo hicieron para el culo Billete roto: No lo quiere nadie Boomerang: Sale, da un par de vueltas y vuelve hasta las manos. Ya que tienes las mejores ideas de apodos divertidos para usar en tu relación, ¡anímate!, pruébalos hasta encontrar el correcto, quizá hasta sea más de uno. ¡Diviértete con tu pareja!; es probable que él también termine llamándote osita, cosita o princesa y que lo que comience como una forma diferente de nombrar al otro y pasar un ... Crea buenos nombres para juegos, perfiles, marcas o redes sociales. Envía tus apodos divertidos y gamertags geniales y copia lo mejor de la lista. Estoy Duos 5423 Lo conozco Duos 3355

Arroyos perdidos de Montevideo

2020.08.18 03:11 Rain1984 Arroyos perdidos de Montevideo

Transcrito del libro de Ricardo Goldaracena "Los barrios de Montevideo", el último capítulo, que describe los arroyos que hoy corren por abajo de las calles de la ciudad, y de paso cuenta algunas historias y anécdotas que tienen que ver con ellos. Lo pasé medio a la carrera así que disculpen algún error ortográfico que seguro se coló.  
 
 
El arroyo del Molino
El arroyo del Molino, un topónimo del tiempo de nuestros abuelos, vierte sus aguas en el Río de la Plata, donde se encuentra el límite entre la playa Honda, y la playa de los ingleses, a la altura de la calle que recuerda el nombre del arquitecto florentino Juan Veltroni. El arroyo venía -viene todavía- del Norte. Sus nacientes están en el hoy parque Rivera, antiguamente llamado parque Durandeau, en un hermoso lago formado inicialmente por la naturaleza y perfeccionado luego por la obra humana.
 
Después de atravesar la avenda Italia sigue corriendo hacia el Sur, junto al ahora parque Baroffio, hasta su desembocadura. El nombre se debe al viejo Molino de Pérez, molino de agua enclavado en las tierras pertenecientes al patricio don Juan María Pérez, comprador, en los primeros años republicanos, de la extensa chacra que en los días fundacionales de la ciudad fuera concecida de la corona al poblador Sebastián Carrasco. El molino hidráulico fue construído por Pérez hacia 1840, y su edificación, de base piedra, todavía se conserva en el Parque Baroffio, muy próxima a la rambla, como orgulloso testimonio de la edad rural que alguna vez vivió la costa capitalina.
 
Extensa para nosotros, aquella chacra; tal vez no tanto para don Sebastián. Pero juzgue el lector: la primitiva heredad estaba limitada al Oeste por el camino de Propios (hoy bulevar Batlle y Ordóez), al Sur por el Río de la Plata, al Este por el arroyo de Carrasco y al Norte por el camino a Maldonado.
 
Los progresos de la urbanización en la zona aledaña al parque Baroffio y al arroyo tienden a volver cada vez más irreconocible el primitivo paisaje que 50 años atrás, cuando yo era niño, aún se conservaba majestuosamente agreste, con algunos ranchos de pescadores y unos pocos chalés de madera.
 
El barrio que se extiende al Este del parque Baroffio, y que tiene por límites, al Norte la avenida Italia, al Sur el Río de la Plata y al Este las avenidas Bolivia y San Marino, se llama Punta Gorda.
 
En Punta Gorda incluyo la playa de los Ingleses, donde desembarcaron las tropas británicas en la invasión de 1807, y la playa Verde (así llamada por el verdor de sus aguas). No la playa Honda, que es en Malvín, ni tampoco la playa de la Mulata, que es en Carrasco.
 
El barrio de Punta Gorda, cuyos ejes centrales son las avenidas Rivera y General Paz, tiene en su nomenclátor tradicional distintos nombres que recuerdan las letras y las artes, como Fausto, Otelo, Príamo, Hernani, y también Nativa, Grito de Gloria, Ismael, Palmas y Ombúes, Motivos de Proteo.
 
Al Norte de la avenida Rivera, en la zona más recientemente urbanizada, se han consagrado en las vías de tránsito nombres de la literatura uruguaya, como Emilio Oribe, Sara de Ibáñez, Justino Zavala Muniz, Esther de Cáceres, Roberto de las Carreras, Víctor Pérez Petit, con los cuales el paraje vecino al tradicional arroyo del Molino vino a transformarse en un pequeño y exclusivo Parnaso montevideano.
 
 
El arroyo de los Chanchos
El arroyo de los Chanchos era en el Buceo. Sí, sí, dije de los Chanchos, y no es broma. Entre los muchos arroyos perdidos que Montevideo mantiene bajo tierra, entubados, clausurados para la vista de los transeúntes, está este de los Chanchos, de nombre tan sorprendente como folclórico. Así nomás: arroyo de los Chanchos, por referencia a los cerdos que se criaban en alguna chacra de sus alrededores.
 
Esta corriente de agua tenía sus nacientes en el camino Aldea (hoy avenida Italia), aproximadamente a la altura de la actual calle Alicia Goyena (ex Irlanda), y se dirigía hacia el Sureste, a lo largo de unas ocho cuadras, paralela al camino de Propios (actual bulevar Batlle y Ordóñez), cruzándolo a la altura de la hoy calle Ramón Anador, que antiguamente se llamaba Garibaldi.
 
(Permítasenos una pequeña disgresión: si se mira bien el plano de la ciudad se advertirá que Anador forma un ángulo obtuso, en las proximidades del estadio Centenario, con la avenida Alfredo Navarro, continuación natural de la avenida Ricaldoni, que es, a su vez, continuación natural de la avenida Garibaldi; pues bien, aunque hoy nos resulte difícil identificarlas con el paisaje urbano actual, en el 900 todas las avenidas nombradas eran una sola vía de tránsito, dibujada en el mapa con forma de ángulo obtuso, como dije, llamada camino Garibaldi -y también popularmente camino de la Figurita, su antiguo nombre- que nacía en el Reducto y llegaba hasta el camino de Propios.
 
Pero volvamos al arroyo de los Chanchos. Dijimos que cruzaba Propios a la altura de Ramón Anador. Allí torcía hacia el Sur, y entonces su cauce seguía la línea de la calle hoy Santiago Rivas, que bordea lo que fuera el antiguo ensanche del Cementerio del Buceo, ahora complejo de viviendas, para volver a torcer, en el cruce con la avenida Rivera, en semicírculo, hasta desaguar en el puerto del Buceo, a la altura de la actual calle Nicolás Piaggio.
 
El entubamiento de la corriente a consecuencia del saneamiento, que la dejó sepultada un par de metros bajo tierra, priva hoy a los montevideanos del bucólico arroyuelo, que todavía figuraba en los mapas de hace 90 años y en cuyas orillas se criaron puercos alguna vez, aunque nuestra falta de arraigo y memoria haya echado todos estos datos en el saco del olvido.
 
 
El arroyo de los Pocitos y el de la Buena Moza
Otras corrientes desaparecidas, por causa de las obras de saneamiento, son el tradicional arroyo de los Pocitos y el de la Buena Moza, que todavía aparecían nítidamente dibujados en planos montevideanos del 900.
 
El de los Pocitos era el famoso arroyo de las lavanderas, que llegaban hasta él con sus atados de ropa sobre la cabeza, y los pocitos o cachimbas que se practicaron en sus orillas dieron nombre, primero al arroyo, y luego al Pueblo de Nuestra Señora de los Pocitos, hoy barrio de Pocitos.
 
Este arroyo nacía en un pequeño bañado o pantano ubicado en el Parque Batlle y Ordóñez (antiguamente Parque Pereira, y antes todavía "campo chivero"), aproximadamente entre los que son hoy el Velódromo Municipal y la avenida Italia. En su tramo inicial corría de Oeste a Este y recibía las aguas de dos cañadas, una de ellas, claramente visible en los mapas, situada en el lugar donde desde 1930 se levanta el Estadio Centenario. Luego doblaba hacia el Sur y su curso seguía paralelo, aproximadamente, a las actuales calles Eduardo Mac Eachen y 14 de Julio.
 
Próximo a la hoy esquina de las calles Dr. Bado (ex Méndez Núñez) y 14 de Julio, recibía las aguas de otro arroyito que venía reptando sinuosamente desde el paraje de La Blanqueada y atravesaba la quinta de los Buxareo, que después se llamó "Villa Dolores" (Zoológico Municipal). Entonces, el curso del arroyo de los Pocitos, robustecido por tantos aportes, continuaba tratando de ganar el Río de la pLata, desplomándose finalmente desde la hoy calle Francisco Muñoz por la pendiente de Buxareo.
 
Un párrafo aparte merece el señalado arroyito que, despues de atravezar el actual parque zoológico de Villa Dolores, se echaba en la orilla izquierda del arroyo de los Pocitos, a la altura de la hoy intersección de Dr. Bado y 14 de Julio. Era éste el arroyito de la Buena Moza, también folclórico y singular nombre perdido de Montevideo. Se perdió el arroyito y, como siempre sucede, se olvidó el nombre.
 
Debemos ubicar el nacimiento de esta modesta corriente en la actual plazuela que está delimitada por las calles Gilbert, Dr. Federico Susviela Guarch y Dr. Joaquín Secco Illa, un par de cuadras al Sur del Hospital Militar. Atrabesaba el terreno donde ahora se levanta el Hospital de Clínicas y luego de la hoy calle Ramón Anador se dirigía rumbo al Sur, para torcer hacia el Oeste desembocando en el arroyo de los Pocitos en la forma ya explicada.
 
¿Quién fue la misteriosa - y seguramente hermosa- vecina de los extramuros de Montevideo, a quien sus contemporáneos dieron el curioso apodo de la "Buena Moza"? Las referencias acerca suyo, que deben remontarse a mediados del siglo pasado, o antes, son borrosas. Se ha dicho que tenía una chacra en el distrito de la Aldea, probablemente en terrenos ubicados aproximadamente donde hoy está el Hospital Militar, y que allí mantenía una capilla y un cementerio, particular servicio piadoso que ella brindaba a su vecindario.
 
Los accidentes del terreno, desde el Estadio Centenario hasta Buxareo y la rambla, desde el Hospital de Clínicas hasta Villa Dolores, son conocidos de memoria por los montevideanos. Las calles se tuercen y se retuercen, siguen las sinuosidades del suelo, se enredan unas con otras arrastrándose entre eminencias y barrancos. Muy pocos saben el porqué de tan escarpadas geografías. Solo un puñado de montevideanos curiosos y avispados tiene conocimiento de que ellas están determinadas por el cauce de los arroyos perdidos y las cañadas suprimidas. Es uno de los tantos precios de la civilización, que Montevideo paga tal vez no tan gustoso.
submitted by Rain1984 to uruguay [link] [comments]


2020.05.26 16:54 Koelnerin El monitor de la cámara de mi hijo se activó en el medio de la noche. Lo comprobé y vi a mi mujer y a mi hijo sentados en la cama. No eran mi esposa e hijo. - Parte 1

Parte 1
Soy enfermero y actualmente trabajo de noche. Es un fastidio total, pero espero poder pasarme pronto al turno diurno, ya que algunos compañeros de trabajo están planeando retirarse. De todos modos, estaba trabajando una noche cuando justo después de las 3 de la mañana, el monitor de la cámara de mi hijo me alertó sobre sonidos y movimientos en su cuarto. No es gran cosa, probablemente tosió fuerte o estornudó o algo así. Ahora tiene tres años, así que generalmente duerme toda la noche. Miro mi teléfono y lo veo a él y a mi esposa sentados en la cama. De nuevo, no es gran cosa. Puede que haya gritado o se haya asustado o algo así.
Estaba a punto de cerrar la aplicación cuando noté que actuaban de forma extraña, casi espeluznante. Y cuando digo "casi", me refiero a espeluznante con bolas. Estaban sentados en la cama juntos, los dos mirando a la cámara con miradas vacías y sin emoción. La visión nocturna es en blanco y negro, así que tenían ojos blancos y espeluznantes. No se apartaban en absoluto de su respiración visible, sólo estaban sentados allí mirando a la cámara.
Cierro la aplicación y llamo a mi esposa para asegurarme de que todo estuviese en orden. Nunca puedo llamar a casa en el almuerzo, así que en cierto modo es agradable poder hablar con mi familia en el trabajo.
Suena un par de veces antes de que ella responda con un muy atontado "¿hola?" Era como si estuviera muerta de sueño cuando llamé y parecía muy despierta cuando estaba en la cámara.
"Hola. ¿Están bien?"
"¿Eh? Sí. Buddy (el apodo de mi hijo) llegó hace unos 15 minutos. Parecía asustado, así que le dije que podía dormir conmigo."
Estoy confundido, ya que los acababa de ver en su habitación hace un minuto. Literalmente han pasado 60 segundos desde que cerré la aplicación e hice la llamada.
"Esperen, ¿están en nuestra cama?"
"Sí, me volví a dormir enseguida. ¿Todo bien? Todo el mundo sigue despertándome." Está un poco molesta.
"Espera un segundo." La puse en el altavoz y ejecuté la aplicación, esperando no verla. Cuando la aplicación se carga, siento en el estómago esa punzada de nerviosismo intenso que no he tenido en mucho tiempo, desde que era un niño en la escuela y me di cuenta mientras desayunaba de que ese día tenía que entregar un periódico o algo y no lo había hecho. Mi corazón salta a mi garganta. Mi esposa y mi hijo están sentados en su cama mirando a la cámara, las mismas miradas sin emoción.
"¿Hola?"
"Ustedes están en nuestra cama, ¿verdad?" "Sí, estamos tratando de dormir."
"Bueno, estoy mirando la cámara y los veo a ustedes dos sentados en su cama."
¿Eh? No. Estamos en la nuestra."
"Sé que eso es lo que quieres decir, pero estoy mirando su cama y ustedes dos están ahí."
"Espera", dice. Se queda callada por un segundo mientras ejecuta la cámara de su teléfono. Escucho un jadeo gutural, aterrorizado. Como si hubiera aspirado todo el aire de la habitación hacia sus pulmones llenándolos al máximo. No escucho este tipo de jadeo de mi esposa a menudo, normalmente sólo cuando está verdaderamente asustada. Siento el crujido de las sábanas y la línea se corta.
Por supuesto que ahora estoy absolutamente aterrorizado, así que inmediatamente vuelvo a llamar. Salta el buzón de voz, así que vuelvo a llamar. Llamo una y otra vez sin respuesta. Finalmente, después de unos cuatro minutos, me llama. Les digo que cuatro minutos se sienten como 40 años.
"¡¿Hey, qué está pasando?!" Le pregunto.
Está absolutamente histérica y llorando, no puedo entender una palabra de lo que dice. "¡Espera! Despacio por un segundo", digo.
Reduce la velocidad lo suficiente para explicar que están en el coche y conduciendo hacia la casa de sus padres. Miró a la cámara y cuando vio lo que había en ella se levantó, agarró a nuestro hijo, bajó las escaleras y salió corriendo por la puerta. Ni siquiera cerró el garaje.
"No te preocupes por eso", le dije. "Pasaré por allí cuando termine y lo cerraré". Vivimos en un vecindario generalmente seguro, así que no me preocupa demasiado que la puerta esté levantada.
"¡No entrarás ahí!", dice ella.
"Dios, no.", aseguro.
"¿Por qué estamos en la cámara?", preguntó. "¿Es una grabación?"
"No lo sé", respondo. "Voy a seguir mirándola a ver si hay algo que pueda deducir. Chequea nuestras palabras clave con Buddy."
Tenemos palabras clave porque somos nerds. Hemos visto demasiadas películas de impostores, así que decidimos hace mucho tiempo, hacer palabras clave entre nosotros para poder decir si uno de nosotros es un impostor. Tenemos un par de palabras clave, pero también tenemos una historia de tres frases que recitamos juntos, cada una diciendo una parte diferente alternamente entre cada uno de nosotros. La oigo al teléfono diciendo las cosas que le enseñamos a nuestro hijo. El se ríe mientras las dice (lo hace cada vez que practicamos) ya que piensa que son una broma y no tiene idea del verdadero significado. Ambos estamos convencidos de que es nuestro hijo. Mi esposa entonces dice nuestra parte y yo estoy convencido de que ella es ella. Nos inventamos estas palabras como una completa broma para nosotros mismos. Ni una sola vez en mi vida imaginé que realmente las necesitaríamos. Es surreal.
Llegaron a la casa de sus padres a salvo y fue difícil colgar. Le dije a mi esposa que lo resolveríamos por la mañana; con suerte se trataría solo de un fallo (glitch).
Dijo que no creía que fuera un fallo. Cuando salió de la habitación tuvo que pasar corriendo por el dormitorio de nuestro hijo y la puerta estaba abierta. Hay una pequeña luz parpadeante en la parte trasera de la cámara que indica que está conectada a internet. Emite una luz suficiente de tal manera, que cuando ella corrió, creyó ver por el rabillo del ojo, una sombra de lo que podría haber sido un adulto sentado en la cama de nuestro hijo. Me da escalofríos solo de pensarlo.
Saber que estaban a salvo y fuera de la casa es lo único que me mantuvo en el trabajo esa noche. Fueron cuatro largas horas, pero no dejaba de mirar la cámara cada vez que podía. Por supuesto, seguían sentados en la cama mirando a la cámara sin emoción.
Los estudié para ver si podía ver algún patrón, desde su respiración hasta su parpadeo. Su respiración era constante y parecía normal, era su parpadeo el que me decía si se trataba de algún tipo de vídeo extraño en time loop o no. Miro fijamente mi teléfono y cuento los segundos entre cada parpadeo, diciéndome que si es un truco, entonces sus parpadeos deberían ser parejos y ocurrir al mismo tiempo cada vez.
No había ningún patrón en su parpadeo, era errático y aleatorio, tal como debería ser un parpadeo de una persona. El paso de las horas fue lo que finalmente selló el trato de que esto no era un extraño video en time loop de ningún tipo. La ventana de mi hijo es visible en la cámara y puedo ver que se está volviendo más luminosa fuera de su habitación. Sus cortinas no dejan pasar la luz suficiente para evitar que la cámara salga de la visión nocturna, pero dejan pasar la suficiente para poder ver salir el sol.
Intento averiguar qué diablos voy a hacer antes de salir del trabajo. Me viene a la mente llamar a la policía, pero me convenzo a mí mismo de que no hacerlo. En primer lugar, ¿qué se supone que debo decir? ¿Que hay alguien en mi casa que se parece a mi esposa pero no lo es? Peor aún, ¿qué pasa si son entidades de algún tipo y la policía se acerca y los mata o algo así?
Decido decírselo a mi compañero de trabajo. Es un firme creyente en lo paranormal y podría tener una sugerencia. Le muestro el video y le cuento la historia. Su respuesta inicial de "eso es un verdadero horror” no ayuda mucho, pero dice que quiere ir y comprobarlo. Dice que ambos deberíamos ver si Mi-No-Mujer intentará actuar como mi esposa. Yo le digo que no y él dice que al menos deberíamos ir a la casa aunque no entremos. Estoy de acuerdo en eso ya que quería cerrar el garaje.
Llegamos a mi casa y caminamos por el perímetro primero. No estoy seguro de lo que queríamos lograr con eso, pero me pareció que era algo que debíamos hacer. Las cortinas estaban todas corridas ya que nadie estaba allí para abrirlas por la mañana, así que no podíamos ver nada. Fui a cerrar el garaje y de repente tuve esta abrumadora necesidad de entrar e investigar, era como si tuviera que saber lo que estaba pasando. Así que entramos.
Caminamos a través de la cocina hacia el vestíbulo donde están las escaleras. Está tan tranquilo en nuestra casa que se podía oír caer una pluma. Nos detuvimos al final de las escaleras y esperamos unos segundos. Miro a la cámara de nuevo y todavía están sentados allí. Nunca he estado tan asustado en mi vida. Mi compañero de trabajo pone el pie en el primer escalón y de repente digo "alto" en voz alta.
"Olvídalo, nos vamos de aquí", le digo. "Vamos", empiezo a hacer mi camino de vuelta a la cocina.
Escuchamos un fuerte crujido en el piso desde arriba. Es la habitación de mi hijo. Tiene una tabla muy ruidosa y chirriante en el medio del piso que es casi imposible no pisar. Mi esposa y yo todavía estamos decidiendo si queremos arreglarlo porque nos alertará si alguna vez se pone malo cuando se haga mayor tratando de escabullirse o algo así.
"¡Vamos, vamos, vamos!" Grito mientras le pido que mueva el culo. Salimos de la casa en dos segundos. En la calle reviso mi teléfono. Ahora sólo Mi-No-Hijo estaba sentado en la cama, con la misma mirada perdida. Mi-No-Mujer se había ido.
"¡Mierda!" dice mi compañero de trabajo.
"Eso fue una estupidez de nuestra parte. No le digas a mi esposa que entramos". Se enfadaría mucho si se enterara de lo que acabamos de hacer.
Uso el interruptor del garaje de mi coche para cerrar la puerta. Antes de salir, vuelvo a mirar a la cámara. Mi-No-Mujer está de vuelta en la cama con No-Mi-Hijo, ambos mirando fijamente a la cámara, parpadeando cada pocos segundos.
***
Eso fue hace unos cuatro días. Mi-No-Mujer y Mi-No-Hijo siguen sentados en la cama mirando a la cámara. No se han movido ni un milímetro. Obviamente no hemos vuelto a nuestra casa. ¿Qué hacemos?
Traducción libre del original
Parte 2
submitted by Koelnerin to Miedo [link] [comments]


2020.02.14 15:31 digitalice Montevideo 2084

En el año 2084, la ciudad de Montevideo está habitada por más de 10 millones de personas, físicamente separadas en una pequeña élite que mantiene el control político y económico, con acceso a ciertos lujos como verduras y carne, y una mayoría hacinada en calles y edificios donde malvive con dos variedades de refresco: Limol Naranja y Limol Lima-Limón, que son la única fuente de alimento, ya que los alimentos naturales son un privilegio para los sectores dominantes.
La compañía Limol es una empresa que fabrica y provee refrescos de concentrados vegetales a más de la mitad del mundo. Limol Lima-Limón es el nuevo producto alimenticio sacado al mercado, basado en microalgas extraídas del río Santa Lucía, según la publicidad de la empresa.
Ricardo Rodríguez es un policía detective de la ciudad. Vive con su amigo "Cacho" Sosa, un anciano ex profesor y oficialmente ayudante suyo (al que se refiere con el apodo de "Cachito" y que investiga datos en libros acerca de los casos asignados a Rodríguez). Sosa vive escuchando Radio Clarín y rememorando el pasado: cuando el planeta era más habitable y existía suficiente alimento para todos. Sin embargo, Rodríguez, que ha vivido casi toda su vida en la catástrofe ecológica, no se muestra interesado en estas historias, las cuales encuentra difíciles de creer.
Rodríguez se ve involucrado en la investigación del asesinato de uno de los principales accionistas de la compañía Limol, Lázaro Lacalle, que ha sido encontrado muerto en su apartamento. Decide hacer una visita al lugar y encuentra el cadáver en un charco de sangre, con múltiples golpes en la cabeza. Recorre el lugar y se encuentra con cosas que nunca había visto antes, como un refrigerador con alimentos; licores, una ducha con agua caliente y jabón, y una biblioteca.
Más tarde llegan la concubina de Lacalle, Jessica, hermosa joven de 21 años, llamada eufemísticamente "parte del mobiliario", y el guardaespaldas de Lacalle, Roberto Ramos. Al ser interrogado, Ramos dice que Lacalle le había ordenado acompañar a Jessica de compras, y que por esa razón no estaba en el apartamento en el momento del asesinato, mientras que Jessica menciona que Ramos tenía la mente perturbada desde hace tiempo. Rodríguez los deja ir, para luego decomisar algo de comida, dinero y un par de libros, antes de regresar a su propio apartamento.
Rodríguez asigna a "Cachito" Sosa investigar quién es Lacalle y toda la información que pueda de él. Descubre que Lacalle era miembro de la mesa directiva de Limol y al leer los libros que Lacalle tenía en su casa, que eran de Limol y que eran confidenciales, Sosa decide dar fin a su vida en el "Hogar" después de descubrir en ellos que el río Santa Lucía y las microalgas se están muriendo y que Limol Lima-Limón no es fabricado a partir de dichas microalgas.
El Hogar era un sitio en donde la gente voluntariamente iba a que le terminaran su vida y donde por 20 minutos antes de morir, disfrutaban de música y escenas hermosas, en las cuales se ve el mundo como era antes del desastre ecológico.
Mientras agoniza, Sosa logra decirle a Rodríguez, que siga investigando el asesinato porque se necesitaban pruebas de que se fabricaban los alimentos bajo un terrible secreto y exponer el caso ante un tribunal mundial para tratar de frenarlos.
El seguimiento de su cadáver ofrece a Rodríguez el destino real de los cuerpos humanos, que no es otro que acabar procesados como Limol Lima-Limón para ser parte de dicho preparado alimenticio y que Limol asesinó a Lacalle por temor a que hablase.
Unos días después, se ve a Rodríguez mal herido manifestando a los que le socorren la terrible realidad escondida: "Limol ... es gente!". Un mensaje que evidencia esa repelente situación pero sin poder ofrecer ninguna solución a lo que ya se ha generado.
submitted by digitalice to uruguay [link] [comments]


2018.09.26 14:42 allianceMcloud Mi nombre era Rojo

Me llamo Rojo y no, no es por la novela de Panuck como creen mis profesores, tampoco por decisión propia, ni por mis padres, de hecho no conozco a mis padres, no se sus nombres ni como se ven. Me han enseñado que no eran nadie y que la persona que ahora es mi tutor me encontró un callejón rodeado de basura detrás de un teatro. Rojo por la manta que me rodeaba, por la manta que era mi única compañía. Es cierto mi tutor no tienen afecto alguno hacia mí, sino que me tomo como su deber social, siendo él una persona conocida por la prole de esta ciudad, pensó que si me ponía bajo su protección ganaría aún más fama, una persona rica y reconocida adoptando a un don nadie quien bien sus padres podrían ser drogadictos o criminales le sentaría de maravilla. Si soy honesto, si tengo cierto afecto hacia él, sin importar cuantos apodos me ponga ni que tan duro me golpee, siempre le hago caso, siempre sonrió ante las cámaras y recito lo buen padre y tutor que es y cómo sin el yo tendría la misma suerte que la de mis padres.
Supongo que eventualmente lo creí y aún lo creo, sin importar que tan felices vea a otros niños con sus padres sé que nadie es tan bueno y dadivoso como mi tutor, pues me ha puesto en los mejores colegios, me ha dado alimento, cobijo y una oportunidad de no morir rodeado de basura.
Casi no hablamos y cada vez que lo hago tengo que levantar la mano o esperar a que él me dé la palabra, sino recibo una bofetada si bien me va, pero aun así puedo ver que cada vez que me golpea hay algo en sus ojos, no arrepentimiento pero un aire de felicidad, al principio me costó trabajo entender por qué, ahora sé que es porque me quiere ver convertido en alguien mejor y eso le genera orgullo.
A nadie nunca le importaron mis padres y mucho menos a mí, porque debería de importarme gente que me dejo a la deriva, hambriento y a mi suerte teniendo apenas 3 años. Realmente a nadie le importe, nunca nadie se tomó la molestia de buscarme ni nadie me reclamó. Por lo tanto, por qué debería yo de preocuparme en reclamarlos o buscarlos, si yo a ellos no les importe, ellos tampoco a mí.
Mi vida es normal o dentro de los parámetros de normal, atiendo a una buena escuela, tomó clases de viola, practico francés y todo va en orden. Mantengo buenas calificaciones y me alejo de problemas ya que me da miedo que mi tutor se entere y me vaya peor, rectifico no es temor, es respeto a honrar la idea que mi tutor tiene de mí. Lo único que me molesta últimamente es que desde hace un par de días veo más seguido a una mujer detrás de mí, es cierto como protegido de alguien poderoso tengo guardaespaldas a todo tiempo, pero aun así parece que estos no la ven, solo yo. Nunca he querido decir nada al respecto por miedo de que le hagan daño a la mujer que a lo mucho ha de tener unos 35 años.
Un día llegando a la escuela un compañero me ofreció un pedazo de papel, me dijo que una mujer joven y bella quería que yo lo tuviese, gran idea si me lo preguntan, en la escuela tengo espacio libre, en la escuela solo tengo que no meterme en problemas y fuera de eso soy libre, aprendo lo que quiero, respondo lo que quiero y no necesito que gente me diga realmente cómo comportarme. Le pregunte si la mujer le había dicho más cosas, el negó y me dijo que solo le había ofrecido un beso en la mejilla en intercambio porque él me entregase la carta.
La carta olía a flores pero fuera de eso era un papel normal que alguien arranco de una libreta cualquiera. La carta tenía una caligrafía hermosa pensé, dentro escribía que ella sabía que era difícil confiar en extraños pero que me suplicaba que cuando estuviera solo en casa visitara el link escrito en la hoja. Inscrito también se encontraba un usuario y una contraseña.
No sé, sí es buena idea entrar a esa página, al final de cuentas todos sabían quién era yo y más importante aún quien era mi tutor. Esto es una broma, pensé, seguramente mis compañeros quieren que vea algo desagradable o alguien quiere molestar a mi tutor, esto último era gravísimo y sobre todo si él se enteraba. La última vez que alguien intento acercarse a él a través de mí me enteré que al pobre periodista le rompieron más de 7 costillas y que no volvió a usar su mano derecha, obviamente nadie culpó a mi tutor ni lo culparan, pero yo sé que no fue realmente un accidente de tráfico sino los matones de mi tutor.
La curiosidad pudo más que yo, además de que me encuentro en plena pubertad entonces moría de ganas de saber más de esta chica, quizás en el link había fotos de ella o información con la cual sería más sencillo acercarme a ella. Sé que suena mal pero no sería la primera vez que una mujer se me acerca para llegar a mi tutor ya sea por fines laborales o mero interés. Era pasado medianoche y me asegure de que todos en la casa estuvieran dormidos, después abrí mi computadora y metí el link en mi buscador. Lo que apareció fue una página mal diseñada sin colores ni imágenes de la chica solo un texto que me ordenaba descargara un VPN para continuar con el sitio. Al hacerlo apareció otro texto que me aseguraba que todo lo que sabía hasta ahora de mí y del mundo estaba mal. Que mi amado tutor no era más que una farsa y un sujeto que de ninguna manera tenía que llegar a su meta en convertirse en líder del país. No sería la primera vez que leo que mi tutor era malo, pero estoy seguro que ese no es el caso, a veces la gente se siente celosa y quiere dañar a mi tutor que no hace nada más que ayudar a otros pobres como yo.
Pensé que lo mejor era acabar de leer y eliminar el sitio para que nadie pudiera dar con él y mucho menos mi tutor o alguno de sus empleados. El texto en general me decía lo que todo mundo ya alguna vez me había dicho de como mi tutor gano dinero y poder al estafar y engañar a la gente pobre, además mencionaba que mi tutor venía de un barrio muy pobre y que desde pequeño había sido un matón, pero repito esto es algo sabido y mi tutor se ha disculpado varías veces sobre el tema. Al final del texto encontré algo que hizo que se me erizara el pelo y que mis piernas no parasen de temblar. Al final de la página había otro link donde al parecer encontraría un video que mi madre o una mujer que se autodenominaba mi madre me había dejado. Mi madre. Desde hace años no pensaba que alguien en algún momento fue mi madre, de hecho nunca le he dado ese nombre a nadie.
Metí el usuario y la contraseña y se abrió, en el video había una mujer que tenía ciertos rasgos parecidos a los míos, que al verla se activó algo en mi memoria que hasta ahora no puedo describir, pero después de activarse no pude parar de llorar, las lágrimas salían a voluntad propia y no podía pararlas. Ella decía que me amaba y que este video se lo dejaba a la periodista oculta del partido comunista donde ella y papá trabajaban. Mi madre o la que decía ser mi madre se llamaba Ana y con voz entrecortada y lágrimas deslizándose de sus mejillas me decía que el partido había sufrido en las últimas semanas muchos asesinatos o atentados que la policía se negaba a investigar, entonces el partido decidió contratar a la periodista que me daría este video. Ana me aseguro que la periodista era amiga de la familia y que era de confiar, que en el peor de los casos donde ella y papá murieran o desaparecieran me daría el video al cumplir los 16 años para que pudiera procesar toda la información y hacer mi propio juicio.
El partido comunista era la resistencia más fuerte en ese momento en contra del partido donde mi tutor ahora se encontraba y si bien en ese momento mi tutor ya tenía dinero suficiente como para hacer lo que quisiese todavía no poseía un cargo tan importante dentro del partido. En ese partido uno avanza hasta llegar a líder al hacer ciertos actos en favor de conservar el favoritismo del pueblo y al asegurar la continuación del poder político. Mi madre creía que mi ahora tutor era el que estaba contratando asesinos a sueldo e incluso matando a las personas más importantes del partido donde ella y papá trabajan. Ella temía que para el finalizar el día la única restante seria ella pues mi padre había salido hace horas y no había regresado. Ellos como líderes se habían mantenido parcialmente protegidos, pero eso no duró para siempre y que ahora temía que habían tomado a mi padre. Mi madre se disculpó por ponerme en la situación en la que me encontraba, que yo había sido el mejor regalo del mundo, que nunca había sentido tanta paz como al escucharme reír y que mi padre y ella nunca habían sido tan felices como fueron al saber que tendrían un hijo. Sollozando esta vez me decía que habían esperado resistencia por parte del otro partido pero nunca de este tipo, no contaban con asesinatos en serie ni que la policía sería tan inútil ni comprada de una manera tan vulgar por mi tutor. Al acabar de decir esto, se tomó su tiempo para calmarse, cogió la cámara y riendo dijo que posiblemente no le creería en ese momento se levantó de la silla y salió del cuarto donde estaba, camino por menos de un minuto hasta que llego a una puerta que decía Andrés, entró y justo ahí en medio del cuarto había una cama donde un niño pequeño dormía, se acercó mi madre lentamente, beso la frente y me mostro el lunar que tengo justo en la mejilla izquierda. Mis manos no dejaban de temblar, todo lo que creía hasta ahora y todo lo que había vivido era una mentira, quería huir, quería parar de llorar, quería encontrar a mi madre.
El video no se detuvo ahí, mi madre escondió la cámara en lo que pareciera un librero cubriéndolo con un pañuelo que era lo suficientemente delgado como para que se pudiesen distinguir figuras. Dejó la cámara, me puso en sus brazos y comenzó a cantarme, me cantaba y me mecía, sé que no podía ver su cara más pero sabía que estaba sonriendo. No sé si mi madre esperaba que en ese momento fueran por ella y por eso me sostuvo en brazos como si fuera la última vez que me vería. Se escuchó un estruendo y vi como mi madre se sobresaltó, pero no busco refugio ni protección, solo me mantuvo en sus manos y siguió cantando. Escuche los pasos pesados de un hombre que subía las escaleras rápido, abrió la puerta, mi madre solo le pidió que me dejara en paz que apenas y tenía consciencia, que no recordaría y que fuera lo suficientemente hombre para dejarme en paz. Entonces lo escuche la voz de mi tutor, la voz con la que había crecido diciendo que tenía razón que él no planeaba solo matarla como lo hizo con mi padre sino que haría que ni siquiera me acordase de ellos, los extinguiría de todo, todos y de lo más importante para ellos de su propio hijo.
–Los va aborrecer, los va a odiar por dejarlo solo y abandonado, de eso me ocupo yo. Dijo mi tutor.
En eso pude ver la sombra de un cuchillo, un objeto afilado se dirigía a la espalda de mi madre que trataba protegerme, vi que el cuchillo salió y entro del cuerpo de mi madre por lo menos unas 15 veces. Ella no gritó, no lloró, solo me mantuvo abrazado. Después de unos minutos vi a mi tutor forcejeando con el cuerpo de mi madre para dejarme ir, mi madre incluso muerta me aferro y fue hasta después de varios intentos que me soltó, empecé a llorar y por un hueco del pañuelo pude distinguir, pude ver que lo que yo pensaba era una manta, con lo que me cubrió mi madre, fue una toalla, una toalla roja con la sangre de mi madre que dio cada gota dentro de sí para no dejarme ir.
La cámara sigue prendida pero al parecer editaron el video porque se corta de la nada y lo siguiente que veo es a la mujer que me persiguió todos estos días. Me preguntaba que quería hacer con esa información, que esta información era suficiente como para exponer a mi tutor y a todo el partido, que con este video que hizo mi madre más la información que ella había hasta ese punto recabado era plausible el arresto de todas las personas involucradas con los asesinatos pero lo más importante es que cumpliera el último deseo de mi madre, que yo viera el video a los 16 y yo eligiera. Seguido aparece un número de teléfono que seguramente es de la periodista y un mensaje que dicta: ¿ya tienes una decisión? y el video acaba.
Mi nombre era Rojo pero ahora sé que el bastardo me ha dado ese nombre pues le parecía una última y gran broma. Las ideas y los sentimientos que me envuelven son demasiados para saber qué hacer, quiero ir a la cocina tomar un cuchillo y cortarle el cuello mientras duerme en la habitación enfrente a la mía, pero sé que no pasaría a sus guardias. Quiero envenenarlo, quiero verlo sufrir porque sé que a diferencia de lo que todo mundo me han dicho, alguien en algún momento me amo. Dejare de escribir, tengo que hacer una llamada.
submitted by allianceMcloud to Hparanodormirpodcast [link] [comments]


2018.03.22 02:03 master_x_2k Insinuación III

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

_____________________Insinuación III______________________

No tuve tiempo para contemplar el mensaje que recibí de Tattletale. Sonó la campana y tuve que apresurarme para cerrar sesión y apagar la PC antes de dirigirme a mi próxima clase. Mientras recogía mis cosas, me di cuenta de que había estado tan absorta investigando sobre los villanos que había conocido la noche anterior y en el mensaje de Tattletale de que había olvidado preocuparme por meterme en problemas por faltar a la clase. Sentí una especie de resignación cuando me di cuenta de que tendría que enfrentar las consecuencias más tarde en el día, de todos modos.
Madison ya estaba en su asiento cuando llegué al salón de clases. Ella tenía un par de chicas agachadas a cada lado de su escritorio, y las tres rompieron a reír al verme. Perras.
Mi asiento preferido era el extremo derecho, primera fila, el más cercano a la puerta. La hora del almuerzo e inmediatamente después de la escuela era cuando el trío tendía ponérmelo más difícil, así que traté de sentarme lo más cerca posible de la puerta, para un escape rápido. Vi un charco de jugo de naranja en el asiento, con la botella de plástico vacía debajo de la silla. Madison iba por un dos por uno. Fue tanto una “travesura” como un recordatorio de cómo me rociaron con jugo y refrescos el viernes pasado. Irritada, evité mirar a Madison y tomé un asiento vacío unas pocas filas atrás.
El Sr. Gladly entró en la habitación, era bajo y lo suficientemente joven que casi podrías confundirlo con otro estudiante de secundaria. Tardó unos minutos en comenzar la clase, y de inmediato nos ordenó dividirnos en grupos de cuatro para compartir nuestra tarea con los demás y prepararnos para compartirla con el resto de la clase. El grupo que tuviera más para contribuir ganaría el premio que había mencionado el viernes, golosina de la máquina expendedora.
Eran cosas como estas las que hacían que el Sr. Gladly fuera el profesor que menos me agradaba. Me dio la impresión de que se sorprendería al saber que no le agradaba a alguien, pero eso era solo una razón más para mi desagrado. No creo que haya comprendido por qué a la gente podría no gustarle, o qué tan miserable era el trabajo en grupo cuando no te identificabas con ninguno de los grupos o camarillas de la escuela. Se imaginó que a la gente le gustaba trabajar en grupo porque les permitía hablar y pasar el rato con sus amigos en clase.
Mientras la clase se distribuía, pensé que en evitar quedarme como una perdedora sin ningún grupo al que unirme y sacarme algo más de encima. Me acerqué al escritorio en el frente del salón.
“¿Señor Gladly?”
“Llámame Sr. G. El Sr. Gladly es mi papá”, me informó con una especie de severidad fingida.
“Lo siento, eh, Sr. G. Necesito un nuevo libro de texto”.
Me miro curioso, “¿Qué le pasó a tu viejo libro?”
Empapado con jugo de uva por un trío de arpías. “Lo perdí”, mentí.
“Los libros de texto de reemplazo cuestan treinta y cinco dólares. No lo espero ahora, pero … ”
“Se lo traeré para el final de semana”, terminé por él.
Me entregó un libro de texto, y miré por encima de la habitación antes de unirme al único grupo con espacio para otro más: Sparky y Greg. Habíamos estado en grupo varias veces antes, como las sobras cuando todos los amigos y camarillas se habían unido.
Sparky aparentemente había conseguido su apodo cuando un maestro de tercer grado lo uso de forma irónico, y se había pegado, hasta el punto en que dudaba que nadie, excepto su propia madre, supiera siquiera su verdadero nombre. Era un baterista, de pelo largo, y estaba tan desconectado de la realidad que podías dejar de hablar en medio de una oración y no se daría cuenta. Simplemente pasaba por la vida aturdido, presumiblemente hasta que podio hacer lo suyo, que era su banda.
Greg era todo lo contrario. Era más inteligente que el promedio, pero tenía una manera de decir cada pensamiento que se le venía a la cabeza: su pensamiento no tenía frenos. O dirección. Hubiera sido más fácil estar en un grupo solo con Sparky y esencialmente hacer el trabajo por mí misma de lo que sería trabajar con Greg.
Saqué mi parte de la tarea de mi nueva mochila. El Sr. Gladly nos había pedido que ideáramos una lista de formas en que las capas habían influido en la sociedad. Entre los varios pasos de mi preparación para mi primera noche de disfraz, me había tomado el tiempo para arreglar mi proyecto de arte y había presentado una lista bastante completa para la tarea del Sr. Gladly. Incluso había usado recortes de periódicos y revistas para apoyar mis puntos. Me sentí muy bien al respecto.
“No hice mucho,” dijo Greg, “me distraje con este nuevo juego que recibí, es realmente muy bueno, se llama Space Opera, ¿lo has jugado?”
Un minuto después todavía estaba hablando sobre el mismo tema, a pesar de que no le estaba prestando atención o dándole ningún comentario sobre lo que estaba diciendo, “… tienes que entender que es un género, y es uno en el que realmente me he metido últimamente, desde que comencé a ver este anime llamado – ¡Oh, oye, Julia! “. Greg se separó de su monólogo para saludar con suficiente energía y emoción que me sentí un poco avergonzada solo estar sentada a su lado. Me volví en mi asiento para ver a uno de los amigos de Madison entrar tarde.
“¿Puedo estar en el grupo de Madison?”, Preguntó Julia al Sr. Gladly.
“Eso no sería justo. El grupo de Greg solo tiene tres personas. Ayúdalos “, dijo el Sr. Gladly.
Julia caminó hacia donde estábamos sentados e hizo una mueca. Solo lo suficientemente alto para que lo oigamos, ella murmuró algo disgustada, “Ew”. Sentí casi lo mismo de que ella se uniera a nosotros.
Fue cuesta abajo desde allí. El grupo de Madison se movió, así que las cuatro estaban sentadas al lado de nuestro grupo, lo que permitió que Julia hablara con ellas mientras aún estaba sentada con nosotros. La presencia de todas las chicas populares y atractivas en la clase solo puso a Greg más nervioso, y comenzó a tratar de insertarse en su conversación, solo para ser ignorado. Fue embarazoso verlo.
“Greg”, le dije, tratando de distraerlo del otro grupo, “Esto es lo que hice durante el fin de semana. ¿Qué piensas?”
Le entregué el trabajo que había hecho. Para su crédito, le dio una lectura seria.
“Esto es realmente bueno, Taylor”, dijo, cuando terminó.
“Déjame ver”, dijo Julia. Antes de que pudiera detenerlo, Greg obedientemente le entregó mi trabajo. La vi mirar por encima y luego la arrojó a la mesa de Madison. Hubo algunas risas.
“Devuélvemelo”, dije.
“¿Devolver qué?”, ​​Dijo Julia.
“Madison”, le dije, ignorando a Julia, “Devuélvemelo”.
Madison, linda y pequeña y objetivo del amor de la mitad de los chicos de nuestro grado, se volteó y logró una mirada y tono combinados de tal condescendencia que un hombre adulto se estremecería, “Nadie te está hablando, Taylor”.
Eso fue todo. A menos que corriera hacia el maestro y me quejara, no iba a recuperar mi trabajo, y cualquiera que considerara esa opción claramente nunca ha estado en la escuela secundaria. Greg miró entre las chicas y yo con una especie de pánico antes de caer en un ataque de disculpas. Sparky tenía la cabeza apoyada en el escritorio, ya sea dormido o cerca ello, y me quedé furiosa. Hice un intento de tratar de salvar las cosas, pero hacer que Greg se concentrara era imposible, ya que constantemente trataba de disculparse e hizo intentos pateticos para convencer al otro grupo de que devolviera mi trabajo. Se nos acabó el tiempo y el Sr. Gladly eligió a personas de cada grupo para ponerse de pie y exponer lo que se les había ocurrido.
Suspiré cuando el Sr. Gladly eligió a Greg para que hiciera la presentación de nuestro grupo, y me vi obligado a mirar a Greg frustrarlo lo suficiente como para que el Sr. Gladly le pidiera que se sentara antes de que terminara. Greg era uno de esos niños que siempre pensé que los maestros gritaban por dentro cuando levantaban la mano en clase. El tipo de niño que se tomaba el doble de tiempo para responder que cualquier otra persona, y a menudo era medio incorrecto o tan fuera de tema que descarrilaba la discusión. No me podía imaginar lo que poseía el Sr. Gladly para elegir a Greg para hacer la presentación de nuestro grupo.
Lo que empeoró las cosas fue que luego pude ver a Madison relatar mi impresionante lista de formas en que las capas habían cambiado el mundo. Ella usó casi todos mis puntos; la moda, la economía, los Tinkers y el boom tecnológico, el hecho de que las películas, la televisión y las revistas habían sido modificadas para acomodar a las capas celebres, y así sucesivamente. Aun así, se equivocó al explicar cómo habían cambiado a las fuerzas de la ley. Mi idea había sido que con capas calificadas para que aliviaran la carga de trabajo y se encargaran de la mayoría de las crisis de alto perfil, las fuerzas del orden de todo tipo podían entrenar y expandir sus habilidades, lo que las hacía más inteligentes y versátiles. Madison simplemente lo hizo sonar como si tuvieran muchos días de vacaciones.
El Sr. Gladly nombró a otro grupo como los ganadores, en virtud de la gran cantidad de cosas que se les habían ocurrido, aunque insistió en que la calidad del trabajo de Madison era lo suficientemente buena para contar. A partir de ahí, pasó a su lección.
Estaba que ardía y apenas podía concentrarme en la lección, ya que mi poder crepitaba y atraía mi atención desde la periferia de mi conciencia, haciéndome muy consciente de cada bicho dentro de área de 160 metros[1].
Podía desconectarlo, pero la concentración extra que tomó, junto con la ira que sentía hacia Madison y el Sr. Gladly, me distraía lo suficiente como para no poder concentrarme en la lección. Seguí el ejemplo de Sparky y puse mi cabeza sobre el escritorio. Como estaba exhausta por la actividad de la noche anterior, era todo lo que podía hacer para no quedarme dormida. Aun así, pasar la clase medio dormida hizo que pasara más rápido. Me sobresalté cuando sonó la campana.
Cuando todos recogieron sus cosas y comenzaron a salir, el Sr. Gladly se me acercó y dijo en voz baja: “Me gustaría que te quedes unos minutos, por favor”.
Solo asentí y guardé mis libros, luego esperé a que el maestro terminara de negociar dónde encontrarse a los ganadores del concurso de la clase para poder darle sus premios.
Cuando éramos solo yo y el Sr. Gladly en el aula, se aclaró la garganta y luego me dijo: “No soy estúpido, ¿sabes?”.
“Está bien”, respondí, insegura de cómo responder.
“Tengo una idea de lo que sucede en mi clase. No sé exactamente quién, pero sé que algunas personas te están haciendo pasar un mal momento “.
“Claro”, dije.
“Vi el desastre que quedo en tu asiento habitual hoy. Recuerdo hace unas semanas cuando pusieron pegamento en tu escritorio y silla. También hubo un incidente que sucedió a comienzos de año. Todos tus profesores tuvieron una reunión sobre eso “.
No pude mirarlo a los ojos cuando trajo el último evento. Me miré los pies.
“¿Y supongo que hay más de lo que no sé?”
“Sí”, dije, aun mirando hacia abajo. Fue difícil explicar cómo me sentía acerca de esta conversación. Me alegré, creo, de que alguien lo hubiera mencionado, pero me molestó que ese alguien fuera el Sr. Gladly. También me sentí avergonzada, como si me hubiera chocado con una puerta y alguien estuviera esforzándose demasiado para asegurarse de que estuviera bien.
“Te pregunté después del incidente del pegamento. Te lo vuelvo a preguntar. ¿Estarías dispuesta a ir a la oficina conmigo, a hablar con el director y el subdirector?
Después de unos momentos de consideración, levanté la vista y le pregunté: “¿Qué pasaría?”
“Tendríamos una discusión sobre lo que ha estado sucediendo. Tu nombrarías a la persona o personas que consideras responsables, y cada una de ellas sería llamada para hablar con el director, a su vez “.
“¿Y serían expulsadas?”, Pregunté, aunque ya sabía la respuesta.
El Sr. Gladly negó con la cabeza, “Si hubiera pruebas suficientes, serían suspendidas por varios días, a menos que hayan hecho algo muy serio. Ofensas adicionales podrían llevar a suspensiones o expulsiones más largas “.
Solté una risita triste, sintiendo que la frustración crecía, “Genial. Entonces, tal vez se pierdan unos días de escuela, y solo si puedo probar que estaban detrás de todo … y si son suspendidas o no, se sienten cien por ciento justificadas en cualquier cosa que le hagan a la soplona para vengarse “.
“Si quieres que las cosas mejoren, Taylor, tienes que empezar en algún lado”.
“Ese no es un punto de partida. Me estaría disparando en el pie “, le dije, tirando de mi bolso sobre mi hombro. Cuando él no respondió de inmediato, salí del aula.
Emma, ​​Madison, Sophia y media docena de otras chicas estaban de pie en el pasillo, esperándome.
[1] La distancia que usa Taylor es una decima de milla, lo que equivale a 176 yardas o 160 metros.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2016.11.04 19:15 lunaluneta Era él.

Él estableció el punto de nuestro encuentro, lo vi a través de la ventanilla de mi auto pero lo deje pasar porque no encontré donde estacionarme, di la vuelta a la manzana y a lo lejos volví a ver el lugar donde nos encontraríamos, al parecer sería la primera en llegar, me estacione cerca de ahí, me pareció el lugar ideal, ya que podía ver el punto de encuentro desde mi carro, y desde el punto de encuentro podía ver mi carro cuando estuve ahí.
Me senté en una banca, estábamos en una especie de callejón y no había gente alrededor, las calles parecías estar sólo para nosotros. Lo vi caminar hacia mí a lo lejos, tenía esa sonrisa de oreja a oreja que tanto me enamora, debo admitir que dentro de mi sabía exactamente por qué me había llevado ahí, era él, más joven, diferente, pero sabía que era él y yo vi mi reflejo a través del cristal de la ventana de una casa de aquel callejón y era yo, diferente, pero era yo.
Cuando llegó no dijo nada sólo me miro y me beso y fue un beso tan real, tan hermoso, tan único. Era él, el hombre que me enamoró. Después del beso se puso hablar de varias cosas, estaba feliz, bromeo conmigo, no recuerdo bien la conversación, me preguntó si me gustaba el lugar y de pronto cambio el tema, comenzó a hablar de lo mucho que me amaba y que esperaba poder estar conmigo el resto de su vida, me pidió que me parara a su lado y lo hice al mismo tiempo que él se arrodillaba ante mí y así sin más, sin previo aviso, saco una caja de su bolsillo la abrió y me pido que me casara con él. Miré el anillo que estaba dentro de la caja, era igual al actual.
Me emocione por supuesto y le dije que sí, sin siquiera pensarlo, él me abrazo, estaba tan feliz y yo lloraba en sus brazos de felicidad también. Miré nuevamente mi reflejo en el cristal de la ventana que teníamos cerca, y pensé - ¿podemos hacer esto? Somos muy jóvenes -, me parece que teníamos unos 18 años, y como si él hubiera leído mi mente, me dijo - Sí, dale gracias a mi jefe, me acaba de aumentar el sueldo, tendré un nuevo trabajo y en una semanas me iré a Irlanda por un par de meses-, esas eran buenas noticias, pero ¿Irlanda? fue cuando me di cuenta que algo no encajaba.
Lo seguí mirando sin poder entender del todo, ¿qué estaba pasando? Ya había vivido esto antes, pero en esta ocasión éramos diferentes y aun así lucíamos más jóvenes, y me pregunte ¿así habría sido? Si desde un principio hubiéramos sabido que terminaríamos juntos ¿nos hubiéramos comprometido más jóvenes?
Lo vi sentarse en la banca y tomar un manual, estudio detenidamente su contenido, al parecer era sobre lo que haría en su nuevo trabajo, estaba muy emocionado, su cabello caía por su rostro, me puse frente a él, y aparte aquel mechón de su cara al tiempo que le dije suavemente -Honey-, esa palabra me sonó familiar, era nuestro apodo de siempre, repetí -Honey, esto ya lo habíamos vivido antes-, me miró y sonrió.
Era él, el hombre al que había amado locamente por mucho tiempo, el hombre que por segunda o primera vez me pedía matrimonio, de diferente forma, en diferente lugar, en otro país, con otro cuerpo, en otro idioma, pero era él, y era yo, los dos enamorados en otra vida, antes o después de esta.
Esta mañana le conté sobre mi sueño, y me dijo exactamente lo mismo que yo había pensado -seguramente fue un visión de una vida pasada, donde también nos amábamos, donde también nos casamos, hemos estado juntos a través de muchas vidas-, por primera vez lo creí real, creí en las vidas pasadas, pues era él, es, fue y siempre será el amor de mi vida, en esta y en las demás.
submitted by lunaluneta to mexico [link] [comments]


MANTRA PODEROSO PARA ATRAER EL AMOR - MANTRA FOR LOVE ... Cómo Elegir Un Buen Nombre para Tu Canal de YouTube ADORNOS PARA EL CUARTO DE TU BEBE MATERIAL RECICLADO Y TEJIDO ¿Qué apodo es perfecto para ti? - YouTube POCHI CHAVEZ APODOS - GATO DEL CIEGO - $50 - EL MENTIROSO.wmv APODOS VENEZOLANOS *cabeza e`bombona* el dienton Apodos divertidos vs. Apodos feos - BlaBlaBlah #16 Apodos - Hi Chief El Dipy - Par-Tusa (Video Lyric) - YouTube

El libro de los apodos: Apodos para hombres II

  1. MANTRA PODEROSO PARA ATRAER EL AMOR - MANTRA FOR LOVE ...
  2. Cómo Elegir Un Buen Nombre para Tu Canal de YouTube
  3. ADORNOS PARA EL CUARTO DE TU BEBE MATERIAL RECICLADO Y TEJIDO
  4. ¿Qué apodo es perfecto para ti? - YouTube
  5. POCHI CHAVEZ APODOS - GATO DEL CIEGO - $50 - EL MENTIROSO.wmv
  6. APODOS VENEZOLANOS *cabeza e`bombona*
  7. el dienton
  8. Apodos divertidos vs. Apodos feos - BlaBlaBlah #16
  9. Apodos - Hi Chief
  10. El Dipy - Par-Tusa (Video Lyric) - YouTube

El Dipy - Par-Tusa (Video Lyric) Disponible en todas las plataformas digitales. -Click para suscribirte: https://bit.ly/2Oepufl Spotify: https://spoti.fi/2Y8... ESPERO QUE TE LOGRES IDENTIFICAR UN POCO Y SACARTE UN PAR DE SONRISAS, CUENTO CON TU SUSCRIPCIÓN Y CON TU LIKE SÍGUEME EN MIS REDES PARA QUE ESTÉS MAS ACTIVO DE TODO EN TORNO AL CANAL ... Salimos a las calles de Puebla para preguntarle a los estudiantes poblanos cuál es su apodo, el porqué de éste y/o cuáles le han puesto a los demás o escuchado. Conoce sus ocurrentes ... para todos sus amigos los dientones dejen su like si les gusto y si no lo dejan les creceran los dientes como el castorsini !!!!!narutoooooooooooooo¡¡¡¡¡¡¡... ¿Tienes pensado crear un canal de YouTube pero no sabes cómo llamarlo? ¿O tal vez ya tienes en mente algunos posibles nombres pero no te decides por uno? Ent... Suscribirse a GENIAL: https://goo.gl/EP7ZgR IDEAS EN 5 MINUTOS: https://goo.gl/vU4j4N Facebook: https://www.facebook.com/GenialGuru/ Haz este test basado en ... 50+ videos Play all Mix - POCHI CHAVEZ APODOS - GATO DEL CIEGO - $50 - EL MENTIROSO.wmv YouTube CHISTES DE BORRACHOS HUMOR ARGENTINO - Duration: 42:18. Videos Para Reir 1,230,094 views Adquiere nuestros productos con total garantía. Tenemos nuestra tienda online con productos 100% peruanos. Realizamos envíos nacionales e internacionales. Síguenos en nuestra pagina oficial ... Este vídeo trata sobre los apodos que a muchos les decían de pequeños... :D Además junté un par de apodos para mi carpeta de apodos personales. Espero les guste!! Les recuerdo que me pueden ... Jai Radha Madhav, Jai Kunj Bihari Jai Gopi Jan Vallabh, Jai Girivaradhari Yashoda Nandan, Brij Jan Ranjan Jamuna Teer Ban Chari Murli Manohar Karuna Sagar Ma...